La producción ganadera en Europa y España está completamente regulada, desde la cría hasta la llegada del producto al consumidor. Esto implica cubrir un amplio rango de aspectos muy diversos.

Las empresas que integran Interpalm son un modelo a seguir no solo en España sino en Europa, el consumidor puede estar seguro de la calidad de los productos que estas empresas producen, ello se debe no solo al cumplimiento estricto de la legislación, sino a una autoimposición de criterios más severos que los exigidos por esta.

En esta sección se puede consultar la legislación que se aplica en el sector.